Invertir con dinero virtual es una de las mejores formas de aprender, ya que es una de las formas menos arriesgadas que hay.

75% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor.
Debe considerar si puede permitirse correr el alto riesgo de perder su dinero.

Cuando inviertes con dinero virtual, la psicología no es la misma, sin embargo, los valores y precios del mercado son los mismos, ya que un pequeño inversor tampoco cambiaría mucho los flujos de los mercados.

¿Cómo invertir con dinero virtual?

Es necesario que te registres en algún broker online, que tenga disponible el registro con cuestas “Demo”. Las cuentas demo, solo son una forma de que el inversor se enganche a la plataforma de inversión y acabe ingresando dinero real. Los brokers online, cobran una pequeña comisión por cada inversión, que ni se suele notar. Al haber tantos usuarios registrados y miles de inversores, consiguen ganar grandes cantidades de dinero, ofreciendo un servicio de intermediación entre inversores, vendedores y empresas.

Ventajas de las cuentas demo con dinero virtual.

Que no se pierde dinero real ya es muy lógico. Hay que hablar de otras ventajas, como por ejemplo aprender sobre los horarios que se tienen en el mercado, aprender sobre como eventos importantes influyen en los mercados y comenzar a saber gestionar el riesgo, como por ejemplo, ver como se comporta una inversión con apalancamiento o con determinados límites de stop profit y stop loss. Saber más sobre gestionar riesgo: Gestión del riesgo.

Desventajas de las cuentas demo con dinero virtual.

La mayor desventaja de invertir con dinero virtual, es que uno de los factores más importantes en el negocio de las inversiones, es el factor psicológico, en el que inversor decide cuando retirarse de una inversión, ya sea con beneficios o retirándose con pérdidas. Cuando se invierte con dinero virtual, la importancia que se la da al momento no es similar.

Si te sientes preparado/a para comenzar a invertir, es recomendable que lo hagas con una cuenta “Demo”. Utilizando dinero “virtual” aprenderás a invertir con la misma variación de precios que los mercados financieros reales.